Recetas • Los minerales más importantes en la infancia

NUTRICIÓN

Los minerales más importantes en la infancia

Los minerales más importantes en la infancia
Valora:
/
0.000.000.000.000.00
0 votos

0 comentarios añadidos

Comentarios

3584 lecturas

Lecturas
06 / 06 / 2011

Se dividen acorde a la necesidad que el organismo tiene de ellos en macrominerales y microminerales. Los macrominerales se necesitan en cantidades mayores de 100 miligramos por día (ejemplos: el sodio, el potasio, el calcio, el fósforo, el magnesio y el azufre). Los microminerales se necesitan en cantidades muy pequeñas (ejemplos: el cobre, el yodo, el hierro, el manganeso, el cromo, el cobalto, el zinc y el selenio).
Algunos de los más importantes:

El calcio

Es el principal mineral que compone los huesos y los dientes. También tiene otras funciones igual de importantes,  interviene en el correcto funcionamiento del sistema nervioso, muscular, cardíaco y renal.

Los alimentos más ricos en calcio son los lácteos, además su absorción y aprovechamiento por parte del organismo es buena. También hay ciertos alimentos de origen vegetal que lo contienen, como las semillas de sésamo, las coles, el tofu o las almendras.

Su déficit nutricional aumenta el riesgo de que aparezcan enfermedades óseas como la osteoporosis en los adultos y de raquitismo en los pequeños.

El fósforo

Junto con el calcio interviene en la formación y en el mantenimiento de los huesos, y de los dientes.

Se encuentra presente en alimentos como las carnes, los huevos, los lácteos, las frutas secas, los cereales integrales y las legumbres. También está en los alimentos elaborados industrialmente como los embutidos o las bebidas con cola.

Su carencia es poco habitual. En caso de producirse provoca síntomas como el decaimiento, la debilidad,  los temblores y disartria, y en algunos casos pérdida de hambre y desordenes respiratorios. El exceso es más frecuente y dificulta la absorción de calcio, provocando alteraciones óseas.

El magnesio

También interviene en la formación y regeneración de los huesos. Además, participa en la transmisión de los impulsos nerviosos, en la contracción y relajación de músculos y en el transporte de oxígeno a nivel tisular.

Se encuentra en alimentos como el cacao, las semillas y las frutas secas, el germen de trigo, la levadura de cerveza, los cereales integrales, las legumbres y las verduras de hoja verde. Además se encuentra, pero en menor cantidad, en las carnes, los lácteos y las frutas.

Normalmente no suele haber carencias de este mineral aunque puede aparecer en  alcohólicos crónicos, cirrosos hepáticos, personas con problemas de mala absorción, vómitos severos, acidosis diabética y el abuso de los diuréticos.
 La carencia provoca calambres, debilidad muscular, nauseas, convulsiones, fallos cardíacos y también la aparición de depósitos de calcio en los tejidos blandos.

El hierro

Es imprescindible ara la síntesis de hemoglobina y de glóbulos rojos.

Su déficit es frecuente en los dos primeros años de vida, durante la adolescencia femenina, en los últimos meses del embarazo y en las personas de edad avanzada. Cuando la carencia es grave aparece la anemia ferropénica, con síntomas como fatiga, debilidad, irritabilidad, dificultad respiratoria, disminución del apetito, piel, mucosas y uñas pálidas por la disminución de la hemoglobina y atrofia de las papilas gustativas de la lengua.

Las principales fuentes de hierro de fácil absorción son las carnes rojas, las vísceras, los pescados o los mariscos. El hierro de difícil absorción se encuentra en alimentos vegetales como las legumbres, los cereales integrales, algunas verduras o los frutos secos.

Su carencia provoca un incremento de peso, dificultad para perderlo, piel áspera, apatía.

El yodo

Interviene en el crecimiento mental y físico, el funcionamiento de tejidos nerviosos y musculares, el sistema circulatorio y el metabolismo de otros nutrientes.

Se encuentra en alimentos como la sal yodada, las algas, los productos de mar y los vegetales que crezcan en suelos ricos en yodo.
 

El selenio

Es un mineral con propiedades antioxidantes, protege las membranas celulares frente a la acción negativa de los radicales libres.

Se encuentra presente en alimentos como las coles, las semillas, los frutos secos, las setas, los pepinos, los apios, los tomates, los rábanos y los cereales integrales.

Su carencia puede provocar retraso en el desarrollo y alteraciones en la fertilidad.

El cinc

Es un mineral esencial para el sistema inmunitario.

Se encuentran alimentos de origen animal como las carnes, las aves los pescados, la yema de huevo, el hígado o las ostras y en alimentos de origen vegetal como la levadura de cerveza, las algas, las legumbres, las setas, las nueces, la lecitina de soja, la soja o los cereales integrales.

Su carencia ocasiona debilidad y manchas blancas en uñas, pérdida de apetito, alteraciones oculares, retraso en el desarrollo sexual, alteración en el crecimiento, pérdida del cabello, fatiga, impotencia, debilidad del sistema inmune, susceptibilidad a procesos infecciosos, cicatrización lenta, etc.

El cobre

Interviene en la producción de los glóbulos rojos, y es necesario para la síntesis de colágeno, elemento imprescindible para la formación de huesos, cartílagos, tendones y piel.
Como el selenio, actúa como un potente antioxidante.

Se encuentra en alimentos como las semillas, los frutos secos como las nueces o los cacahuetes, las legumbres y las frutas.
Su carencia es anormal en personas que llevan una alimentación equilibrada. Sin embargo las formas en que se puede manifestar la ausencia de cobre en el organismo es por anemias moderadas a severas, edemas, desmineralización ósea, detención del crecimiento, anorexia y vulnerabilidad a infecciones.

Escrito por: Red Mujer
Redmujer.com
Valora:
/
0.000.000.000.000.00
0 votos

COMENTARIOS

más relacionados...
Los minerales más importantes en la infancia Se dividen acorde a la necesidad que el organismo tiene de ellos en macrominerales y microminerales. Los macrominerales se necesitan en cantidades mayores de 100 miligramos por día (ejemplos: el sodio, el potasio, el calcio, el fósforo, el magnesio y el azufre).
5 1

Términos y condiciones | Contacta con nosotros | Publicidad

©2011-2017 Hispanetwork Publicidad y Servicios SL

Recetas • Los minerales más importantes en la infancia